miércoles, 4 de julio de 2007

qué mar ahondas en mí...

la boca la mirada la sonrisa
las lágrimas hondas contenidas
la emoción me desborda

hombre apasionado
qué mar ahondas en mí…
bésame
mis ojos te retan
mi corazón en temblor arde
la serpiente rodea mi cuerpo

Silk

1 comentario:

Hilde dijo...

Muy descriptivo de un momento especial.
Si se lo dijiste así, ha debido caer en la tentación de Eva...

Tremenda Marciaaa!